Curiosidades

Elon Musk le dice siempre NO a Twitter

Redacción Sentido Común

Elon Musk decidió que ya no era viable compra Twitter. El magnate, que agitó a Silicon Valley había ofrecido 44.000 millones de dólares por la red social, cambia de opinión alegando que se han producido varias violaciones al acuerdo de adquisición, según ha informado este viernes la agencia Reuters. Es el final de esta historia que se dio durante tres meses.

La ruptura del acuerdo, tendría una multa de 1.000 millones de dólares para Musk por incumplir lo pactado, no es una sorpresa total. Con el paso de los meses la operación se volvió cada vez más improbable a ojos de los expertos, que vieron en el ambiente muchos signos que ponían en duda que Musk cumpliera con el pago de 54,20 dólares por título. La cifra de usuarios falsos presentes en Twitter se erigió como el principal escollo que terminó por dividir los caminos entre las partes. El dueño de Tesla exigía que estos fueran menos del 5% de los usuarios totales. Cuando recibió los datos de la cúpula de Twitter, no creyó en la información.

Los asesores del empresario creen que las cifras entregadas por Twitter no son verificables. La tecnológica ha asegurado que sería muy difícil para un auditor externo corroborar el número que ha dado a Musk. La cifra, argumentan, se desprende de mucha información privada de los usuarios y que Twitter no comparte. Entre estas se encuentran direcciones de IP, datos de geolocalización e información de contacto como pueden ser números móviles o direcciones de correo.

Las acciones han caído 6% en las operaciones posteriores al cierre de mercado. La compañía había resistido mejor que sus pares la crisis bursátil de los últimos meses: en lo que va de año se deja un 13% de su valor, la mitad que el índice tecnológico Nasdaq, pero ahora está por ver cuánto le penalizará la espantada de Musk.