spot_imgspot_img
InicioNacionalEL TIGRE DE OBRADOR

EL TIGRE DE OBRADOR

Publicidadspot_img

Gerson Hernández Mecalco

En política no hay sorpresas, sino sorprendidos. Y el pasado viernes en la 81 Convención Bancaria en Acapulco muchos banqueros y periodistas con tequila, tinto, mezcal, chela y carajillos —¿a poco no se les antojó?— trataban de hacer digestión a la declaración Porfirista de López Obrador: “si se atreven a hacer un fraude electoral, yo me voy también a Palenque, y a ver quién va a amarrar al tigre, el que suelte el tigre que lo amarre, ya no voy a estar yo deteniendo a la gente”, ¡pumbatelas!; seguramente no se refería al tigre Gignac del Tuca Ferretti, o al de Santa Julia, sino al México Bronco. ¿A poco creen que los pocos aplausos con los que despidieron al tigre tabasqueño —“que no los tiene ni Obama”— y su negativa de atender a los medios a su salida a diferencia de #YoMero y #AnayaCanalla fueron obra de la casualidad?, ¿Por qué López Obrador no salió nada contento después de su amenaza felina?, pero mejor vamos por partes:

El exilio de Porfirio Díaz. El mejor Presidente de México no amenazó con irse a “la chingada” en Palenque, pero el 31 de mayo de 1911 se exilió en Francia. Algunas crónicas históricas cuentan que nuestro general antes de zarpar rumbo al viejo continente afirmó: “Madero ha soltado al tigre, a ver si puede domarlo”. Díaz mostró sus dones proféticos, ya que meses después el tigre mordió y devoró a Don Pancho Madero y a los más de dos millones de mexicanos que murieron en la mal llamada Revolución Mexicana.

¿Levantamientos del México Bronco? No hay que sobredimensionar las amenazas del mesías tropical. Después de las elecciones de 2006 sí existía un panorama de posible violencia social, a causa del mito del fraude y como consecuencia del desafuero contra López cuando fue jefe de gobierno; merodeaba el tigre de la protesta y del resentimiento social. Ahora hay un tigre antisistema, pero los demócratas afirman; que ni de broma se use la metáfora del tigre.

Antisistema. En México no se apoya a López Obrador, sino se está castigando al PRI; el voto es anti PRI-anti sistema. En España, hace unos años a través de un spot, el Partido Popular intentó mostrar la inefectividad de los vetos contra el presidente Mariano Rajoy, y centrarse en una campaña positiva. La narrativa es genial. Un spot sobre política en el que no hay políticos y el escenario es una tienda de mascotas. Veamos:

—Joven 1 comprador (J1c): ¿Me das 70 kilos de pienso (comida) para gatos?

—Joven 2 vendedor (J2v): ¿70 kilos?

—J1c: Sí, es que yo tengo 122 gatos

—J2v: Le deben de gustar mucho ¿no?

—J1c: No, a mí los gatos no me gustan especialmente

—J2v: ¿Y entonces?

—J1c: Es que yo estoy totalmente en contra de los perros

El jefe de campaña del PP, Jorge Moragas, explicó que el partido tenía por objetivo trabajar con “la España moderada”, con los ciudadanos que comparten valores clásicos como la defensa de la familia o de la educación concertada. ¿Cuántos mexicanos no aman a AMLO, pero están contra la marca PRI?, ¿cuántos mexicanos quieren comprar comida para el tigre tabasqueño?, en fin. Después del reportaje de La nomenclatura de López Obrador en El País, varias fuentes confirman que hablando de mininos; les tienen una sorpresita en estas semanas a Andy y su pandilla. #Jap

*Académico de la FCPyS—UNAM, IPN, UIA y consultor político @gersonmecalco

Publicidad
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Related News
Publicidad