Mundo

ARREPENTIDOS 5 MILLONES DE ESTADOUNIDENSES POR RENUNCIAR A SU EMPLEO PENSANDO QUE ENCONTRARÍAN UNO MEJOR


Redacción Sentido Común

En los primeros cinco meses de 2022, cerca de 20 millones de estadounidenses renunciaron a sus empleos en lo que se conoció como ‘la Gran Renuncia’. Muchos ahora lamentan la decisión, según una nueva encuesta.

Más de una cuarta parte de los estadounidenses están reconsiderando si tomaron la decisión correcta, según un estudio de más de 15 mil personas que buscan trabajo realizado en los últimos tres meses por Joblist, una plataforma de búsqueda de empleo de inteligencia artificial.

El aumento en las renuncias se ha relacionado con los riesgos de COVID en el lugar de trabajo; las nuevas oportunidades creadas por el trabajo desde el hogar, y la sensación general de que los estadounidenses han estado repensando sus vidas profesionales en medio de la agitación de una pandemia.

De hecho, el nivel de renuncias laborales este año es aproximadamente el doble de lo que era hace una década.

Pero la encuesta de Joblist encontró una variedad de razones por las cuales algunos de los que se fueron están teniendo dudas.

Muchos estadounidenses ahora sienten más urgencia por encontrar trabajo en medio de señales de que las condiciones del mercado laboral están a punto de cambiar. Aproximadamente la mitad de los buscadores de empleo anticipan que el mercado laboral empeorará en los próximos seis meses. Además, entre los que encontraron un nuevo trabajo después de renunciar, el 42 por ciento dice que no ha estado a la altura de sus expectativas.

Algunos también descubrieron que extrañaban a sus colegas. “La conexión social a menudo se subestima”, dice Kevin Harrington, director ejecutivo de Jobseek. “Muchas personas pasan tanto tiempo en el trabajo como con la familia y los amigos. Para aquellos que construyen relaciones personales sólidas con colegas, puede tener un gran impacto en la forma en que ven su trabajo y en la probabilidad de que permanezcan en él”.

El nivel de arrepentimiento varió según la profesión. Los trabajadores de la salud, sometidos a una inmensa presión por la pandemia, eran los menos propensos a sentir que cometieron un error, según la encuesta Joblist, con solo el 14 por ciento de los que renunciaron a sus trabajos diciendo que se arrepienten.