spot_imgspot_img
InicioNacionalAUTOPISTAS

AUTOPISTAS

Publicidadspot_img

Rafael G. Vargas Pasaye

Las dos autopistas más importantes hoy en día son las vías de comunicación terrestre y las de la información, y esta semana tuvo lugar en Nayarit un acto que tiene que ver con ambas. El Presidente de México, Enrique Peña Nieto cumplió con una gira más de trabajo en este estado para dar seguimiento a uno de sus compromisos más sentidos, el de la autopista Jala-Bahía de Banderas.

Los beneficios no por evidentes deben ocultarse, por un lado el tiempo de recorrido y por el otro la seguridad, el primero disminuye considerablemente y en el segundo aumenta exponencialmente.

Quienes hemos utilizado las vías que hasta ahora se tenían, la Federal 200 y la de Chapalilla, sabemos lo que significa ir detrás de un camión de carga durante largos minutos y con el peligro de rebasar en una vía muy estrecha, donde solo el camino es de ida y vuelta.

El peligro es latente, casi diario nos enteramos de los accidentes, algunos con daños irreparables que conllevan muertes y familias destrozadas. Por eso resulta no sólo de agradecer sino de celebrar esta obra que comenzó en la administración de Roberto Sandoval y que ahora poco a poco se ha venido desarrollando.

Cierto es que todavía falta el último tramo, el que conecte de Compostela a Bahía de Banderas, pero el avance está y el trabajo se hace. Son obras que no se pueden ocultar. Como la de Tepic a San Blas que hace el camino además de entretenido, ágil y veloz.

El otro territorio, el de las vías de la información también tiene mucho que ver porque la autopista Jala-Compostela es receptora de todo el turismo que viene de la zona centro y zona Bajío, muchos de ellos por demás conectados, que saben y buscan opciones en la cibercarretera de la información.

Por eso no es de extrañar una combinación afortunada entre la puesta en marcha de este camino con un crecimiento natural que ya se ha venido dando, y que las opciones no solamente están en Vallarta, sino que el municipio que antes era considerado más de paso como lo es Compostela, ahora también cuenta y contará con desarrollos hoteleros de gran valía.

Lo cierto es que también debemos poner atención en los pequeños detalles, el ejemplo de nueva cuenta de San Blas puede servir. Allá no se esperaba el aumento de afluencia natural que llevaría la nueva autopista, y los locales comerciales, sobre todo de comida pensaron que colocando más sillas y mesas iban a dar soporte, pero no contemplaron agregar parrillas o estufa en la cocina, de tal forma que las experiencias no acababan por ser buenas debido a la tardanza en el servicio, el tiempo ganado en el camino se perdía en la espera del platillo.

Estemos listos en Nayarit para este tipo de progresos, estemos listos para recibir a una cantidad mayor de visitantes que desde Jala empezarán a saber de la Riviera Nayarit, la vía de comunicación abre oportunidades inimaginables. Trabajo conjunto entre los diferentes niveles de gobierno que no siempre se valora pero en este caso sí es de reconocerse.

@rvargaspasaye

Publicidad
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Related News
Publicidad