Opinión

Un tributo llamado Ovidio


Dr. Carlos Dìaz Abrego

Como en tiempos de nuestros antepasados, cual tributo y ofrenda a dedicar a los dioses, ante la inminente llegada del presidente Joe Biden, el gobierno de López Obrador, ofrece al mandatario estadounidense la cabeza valiosamente buscada por el gobierno del vecino del norte, quién ofrecía jugosa recompensa de 5 millones de dólares por información que condujera al paradero del buscado criminal.

Mágicamente, de la noche a la mañana sin mediar comunicación alguna, para que no se filtrara información en Sinaloa y por supuesto, en ningún municipio del estado, el sigilo fue total y absoluto, como tiene que ser en tales operativos conjuntos con las fuerzas federales, dejando a un lado, a las lagañosas policías locales que siempre están coludidos con los criminales de sus municipios. Y en unas horas, hacen los que nunca hicieron durante cuatro años.

El factor de dominio histórico por parte del vecino del norte, continúa prevaleciendo hoy en día en nuestro país y que decir, en este gobierno de la 4T que ha sido sometido y humillado como en tiempos postrevolucionarios por los gringos. La influencia norteamericana se ha sentido más que nunca, en las políticas públicas en materia de seguridad de México, al grado de tener que ofrecer en las últimas visitas de funcionarios estadounidenses un tributo jugosamente buscado por el gobierno del vecino del norte.

Todas las circunstancias políticas, sociales y económicas que se encuentran a lo largo de la evolución histórica de México y que siguen más vivas que nunca, aparecen bajo nuevas formas en la actualidad, condicionando de una manera importante la toma de decisiones políticas del gobierno de AMLO. Las maneras de expresión rijosas y pendencieras del inquilino de palacio nacional, sólo son parte de esa nueva manera de pretender ser diferente, cuando es más lacayo que ningún otro gobernante mexicano en la era moderna.

Todo está escenografía política y social vivida en estos días, dará la cordial bienvenida a la Cumbre de Lìderes de América del Norte a celebrarse el lunes 9 y martes 10 de enero, en nuestro país. Entre los temas a tratar, evidentemente está la seguridad entre los tres socios comerciales México, E.U., y Canadá. Después de todo este escandaloso ritual brindado por el gobierno de AMLO, es evidente que sus pares le dedicarán sentidas felicitaciones.

Sin embargo, el sentimiento que prevalece en el pueblo mexicano, sigue siendo de una vulgar simulación por parte de la 4T y las fuerzas armadas de México, que presentan la captura de Ovidio Guzmán cómo gran ofrenda al vecino del norte, para que se hable de la captura del joven capo de Sinaloa, mientras la impunidad sigue presente en todo el territorio nacional y los distintos carteles siguen haciendo de la suya, con carta abierta del gobierno de la república.

Una vez que termine la Cumbre de Lìderes de Norte, el día a día en México continuará y los abrazos seguirán prevaleciendo y fortaleciendo al crimen organizado que es el gran aliado y socio comercial y político en territorio nacional, del actual gobierno federal.
Se acabará la magia de un día y medio de luchar contra el narcotráfico y el privilegio de mandar seguirá presente en todo el país de la mano del crimen organizado, hasta que termine el actual gobierno.

¿No cree usted?

Comentar

Click here to post a comment