Opinión

PRI: EL PARTIDO MÁS ECOLÓGICO

Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Si usted pensaba que el Partido Verde era el más ecológico de nuestro país, su actuar ha comprobado que no tienen compromiso absoluto con el medio ambiente. En contraste con el Partido Revolucionario Institucional del estado de Chihuahua, el cual se ha caracterizado en los últimos años por su gran capacidad de reciclaje.

Sí. De reciclaje. Parece que en el PRI de Chihuahua no hay más nombres o personajes que los mismos de siempre desde hace casi tres décadas, en los que destacan apellidos como Baeza, Domínguez, Márquez y otros tantos que sólo zopilotean al otrora partido todo poderoso pintado con los colores de la bandera.

En la actual coyuntura en la que se encuentra el PRI de Chihuahua, en búsqueda de un nuevo dirigente estatal, vuelven a aparecer los nombres que desde la década de los 90’s han secuestrado posiciones y dirigencias de dicho partido.

Han sido diputados locales y federales, alcaldes, gobernadores, regidores y una variedad de puestos partidistas y se rehúsan a dejar que las nuevas generaciones de priistas tomen la batuta, las decisiones, construyan el camino al futuro del PRI.

¿Qué futuro le puede esperar al PRI sin sangre nueva y con puro reciclaje de figuras de dudosa reputación?

Alejandro Domínguez se ha convertido en el nuevo enemigo común del priismo restante en la entidad: llegó por complicidad con Javier Corral a ser dirigente priista en medio del proceso electoral, como venganza política contra Omar Bazán, a quien literalmente, lo arrancaron de la dirigencia estatal.

Con Alejandro Domínguez volvió un equipo al Comité Estatal tricolor que no recibieron los aplausos del priismo. Domínguez incumplió acuerdos que debilitaron al PRI en la pasada contienda y que pusieron en aprietos triunfos seguros como el de Guachochi, la cual estuvo en riesgo de perderse.

Hoy Alejandro Domínguez se aferra una silla en la que muchos no lo queremos; estamos en contra como priistas del reciclaje eterno que relegó a una generación completa del partido y que encontraron presente y futuro en otras fuerzas políticas.

Y no sólo eso, fuerzas oscuras del pasado, buscan revivir a Memo Márquez para que sea dirigente otra vez.

¿Qué no hay caras nuevas y frescas por las que el PRI pueda apostar?

Mientras los vientos jurásicos no se terminen el PRI, estarán condenándolo a su extinción temprana, sólo por los apetitos personales de los mismos de siempre.

ULTIMALETRA

Mi querido Pedro Zavala: eres un gran amigo. Mi amistad, solidaridad y oraciones contigo y tu familia.

luisruben@plandevuelo.mx