Opinión

NADIE SABE PARA QUIÉN TRABAJA


Rafael G. Vargas Pasaye

En la política y sus decisiones se dice que no hay sorpresas sino sorprendidos, ello en relación a las diversas circunstancias que estamos viviendo en el acomodo de candidaturas en prácticamente todos los institutos políticos a lo largo y ancho de México.
Aplica a la perfección la frase “Nadie sabe para quién trabaja”, pues hay quienes recorrieron una zona específica conocida como demarcación, zona, distrito, y que al final ese trabajo será cosechado por otra persona.
A veces así es la política y sus decisiones. En ocasiones premia a quien está en el momento justo y adecuado de la definición, pero esta vez también atraviesa la variable de género, de partido en coalición, de querencias y apellidos y claro, de buena suerte para salir en una tómbola.
Viene para algunos lamer heridas y esperar para un siguiente proceso, y para otros tantos el reto de la campaña, y allí más de uno y una carece de conocimiento en la materia y de equipo que los respalde, oportunidad para esos primeros que no fueron elegidos y sumar a favor y desde ya comenzar el nuevo camino.
Otro espacio donde se aplica a la perfección el “Nadie sabe para quién trabaja” es en las listas de plurinominales donde lo único seguro es que sólo deja satisfechos a quienes la conforman. Pero también hay que reconocer que muchos de esos enlistados y enlistadas mantuvieron activo (es un decir) a las fuerzas vivas en periodo no electoral.
Al final del proceso sabremos en Nayarit y en todo México quiénes serán los nuevos tomadores y tomadoras de decisiones. Por lo pronto todo listo para arrancar lo que se llama periodo de campaña oficial para alcaldes, diputados y regidores en Nayarit. Que haya suerte y propuestas, y que gane no sólo el que la gente vote, sino quienes ayuden a bajar los negativos en las calificaciones de la profesión llamada político.
@rvargaspasaye

Comentar

Click here to post a comment