Opinión

MEDICIÓN DE EMOCIONES EN DISCURSO DE TOMA DE PROTESTA MIGUEL ÁNGEL NAVARRO QUINTERO

Rafael G. Vargas Pasaye

Con la misma herramienta desarrollada por la empresa Código 27 que se presentó la semana pasada donde se analizaron las piezas discursivas de las alcaldesas Geraldine Ponce de Tepic, y Mirtha Villalvazo de Bahía de Banderas, ambas en Nayarit, ahora toca el turno de analizar el discurso que dio en su toma de protesta el pasado 19 de septiembre el Gobernador de Nayarit, Miguel Ángel Navarro Quintero.

Vale la pena aclarar que a la versión estenográfica se le quitaron las salutaciones, comenzando la medición ya con el mensaje en sí, siendo un total de 38 párrafos, cifra relevante porque analizamos en qué párrafos tuvo emociones más positivas o negativas.

En cuanto al contraste entre conceptos orientados hacia tendencia con sentimientos negativos que alcanzó un 29% del mensaje, mientras que el 71% de la misma pieza tuvo una tendencia con sentimientos positivos.

En la medición de emociones positivas y negativas, en las primeras tenemos que encabeza la Confianza con un 36.57%, le sigue la Esperanza con 13.59%, la Alegría 9.06% y finalmente la Sorpresa con 4.53%.

Por su parte los negativos estuvieron encabezados por la Tristeza con 14.24%, el Miedo 12.30%, el Enojo con 6.15%, y finalmente la Repulsión con 3.56%.

La suma de estos negativos arroja un 36.25%, mientras que los positivos llega a 63.75%, lo cual nos habla de una mayor cantidad de términos relacionados con aspectos positivos en particular vinculados con el sentimiento de confianza.

En cuanto a la evolución del discurso, y contrastado con el balance de sentimiento en cada párrafo, se puede notar que la primera mitad no tuvo grandes movimientos en el juego de sentimientos, incluso en el arranque se puede notar una calificación  de menos cinco en balance, esto en el tercer párrafo: “de las cuales está en el Estado era la cuarta, habiendo perdido las tres anteriores, donde ratificó que no pierda aquel que se cae, sino aquel que no se levanta y yo estoy acostumbrado a levantarme en la vida y sobre todo y sobre todo, habiendo llevado un discurso que como siempre lo he dicho, prefiero perder con la verdad, que ganar con la mentira, esas situaciones van a ser los que van a marcar un derrotero en el gobierno, el cual formaré parte”.

Pero es al final donde se presentan de manera más contundente los cambios de ritmo, en especial en el párrafo 30 que se dispara casi a 20 en el balance de sentimiento positivo, en esa parte se puede leer: “Tenemos cinco ríos y tres presas hidroeléctricas que producen más de 2.350 megawatts, yo le pido a usted hoy que terminaremos el Canal Centenario que favorecerá 40, 45 mil hectáreas más, que nos puede ayudar para mejorar la producción y yo les pido aquí a los empresarios que le arriesguen en Nayarit, Nayarit tiene agroindustrias, una en el municipio de Compostela y otra en Jala-Ahuacatlán, producimos todo, todo, todo y yo creo que tenemos que darle el valor agregado a nuestra producción, pero también quiero pedirle a los empresarios aquí presentes con todo respeto, que compren lo que Nayarit produce, que no vayan a otros Estados por favor y hagamos un círculo virtuoso, si Nayarit les ha abierto los brazos y el corazón a los empresarios, hoy que los empresarios le abran los brazos y el corazón a los nayaritas les pido por favor, les pido por favor, de nosotros van a tener certeza de inversión, con el fin de que no duden van a tener sus ganancias; y yo le pedí al Director del Infonavit, que habría una pérdida de soberanía territorial cuando lo que se compra, no produce el bien social, pero cuando lo que se vende o produce el bien social se fortalece la soberanía social. Entonces, yo les pido a los empresarios que gracias por los puestos que nos dan para la cocina, para la limpieza, para los restaurantes, pero decirles que a Nayarit tiene buenos profesionistas, por favor también denles a los profesionistas puestos gerenciales no les van a fallar y van a ver con qué  honestidad van a trabajar, les pido por favor. Es un trabajo de fondo que habremos de hacer, tendremos vacaciones hasta dentro de seis años pero vamos a cambiar a Nayarit”.

Cabe mencionar que el discurso emitido por el Gobernador de Nayarit fue en buena parte improvisado por él mismo, y eso también habla de un estilo y una forma de comunicar diferentes.

@rvargaspasaye

www.consentidocomun.mx