spot_imgspot_img
InicioOpiniónLuz de gas (gaslighting) en las elecciones

Luz de gas (gaslighting) en las elecciones

Publicidadspot_img

Rubén Aguilar Valenzuela

El concepto gaslighting, que se traduce al español como “luz de gas”, describe el proceso de cambio de opinión de una persona que tiene certeza de algo, pero alguien con más poder le dice que eso que piensas no es cierto y la hace dudar o incluso cambiar de opinión.

Se trata de una evidente e intencionada manipulación, que ocurre sobre todo en el ámbito de la vida en pareja, pero que también vemos, cada vez con más frecuencia, que la utilizan políticos, gobernantes y candidatos.

Paola Zavala Saeb en su artículo “El gaslighting de Sheinbaum contra las mujeres” (El País, 19.05.24) analiza la manera en que la candidata Claudia Sheinbaum utiliza el gaslighting (luz de gas) de manera particular en datos y acciones de violencia contra las mujeres en México.

La candidata de Morena-PT-PVEM con frecuencia utiliza abiertamente la mentira en sus spots de radio y televisión, en sus discursos, en sus entrevistas y lo hizo también en el primer debate como lo registró Animal Político.

Zavala Saeb afirma que la candidata “sabe que el voto de las mujeres es crucial para ganar” y para obtenerlo “ha inflado cifras de “éxitos obtenidos” y ha ocultado o simplemente negado los fracasos”.

En el primer debate dijo que a nivel nacional las víctimas del feminicidio habían bajado en 42% cuando en realidad solo ha sido del 7.5% de acuerdo a datos oficiales. Con su mentira pretende manipular al electorado en particular a las mujeres.

La autora dice que la candidata ha hecho “luz de gas” en otros temas. Uno de ellos cuando anunció, en la toma de su cargo en la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, la desaparición del cuerpo de granaderos, cuando es evidente que sigue existiendo, ahora con otro nombre.

Los casos de represión de este cuerpo de seguridad son muchos. Sigue utilizando gas lacrimógeno para dispersar protestas feministas durante su gestión, pero ella en público, contra la evidencia contundente, de manera consciente lo niega.

Sheinbaum, como Jefa de Gobierno, intentó invisibilizar la movilizaciones feministas en la ciudad, y cuando no lo logró entonces decidió, entre otras cosas, llamarlas “clasistas y racistas”, para desacreditarlas.

La candidata no ha dicho que durante su gestión en la Ciudad de México aumentó en 148% la incidencia en los delitos contra la libertad y la seguridad sexual. En 2018, las cifras oficiales reportaron 4445 casos, contra 11 025 en 2023.

Es cada vez más frecuente el uso por parte de los políticos, gobernantes y candidatos de la manipulación de la opinión pública a través de la “luz de gas” (gaslighting) que necesariamente implica la mentira.

En el caso particular de la candidata a la presidencia de la República por Morena-PT-PVEM es parte fundamental de su estrategia de comunicación. Las evidencias están a la vista.

Publicidad
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Related News
Publicidad