spot_imgspot_img
InicioNoticiasIMPLICADOS EN CASOS DE CORRUPCIÓN INVITAN A ABOGADOR ARGENTINOS A UNIVERSIDAD DE...

IMPLICADOS EN CASOS DE CORRUPCIÓN INVITAN A ABOGADOR ARGENTINOS A UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS EN GUATEMALA

Publicidadspot_img

Redacción Sentido Común

Raúl Eugenio Zaffaroni, ex juez de la Corte Suprema de Justicia, y el doctor en Derecho Penal Javier Augusto De Luca, experto de nivel internacional en Derecho Penal se prestaron a un juego sucio del que ni siquiera estaban enterados, con la Universidad San Carlos de Guatemala como fondo.

Ello debido a que sus anfitriones guatemaltecos fueron:

• Murphy Olympo Paiz Recinos. La Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad en Guatemala (CICIG), denunció que durante la gestión de Murphy Paiz como decano de la Facultad de Ingeniería de la USAC (2005-2015) se contrataron 62 obras de infraestructura que no se ejecutaron, que no se pueden encontrar o que se concretaron en procesos irregulares. Y esto es sólo una ínfima parte de sus desaguisados y corruptelas.
• Carlos Estuardo Gálvez Barrios. Es un operador ente cuyas “funciones” está la de amañar las elecciones para los jueces de la CSJ. Además, en su gestión como rector de la USAC (2006-2014), se detectaron anomalías en cinco proyectos millonarios que comprometieron los planes de expansión de la Universidad.
• Ever Alejandro Pérez Arriaza. La estructura corrupta montada por el ex rector Estuardo Gálvez se mueve en la Facultad de Derecho apoyada por catedráticos como Ever Pérez, quienes amenazan a estudiantes con restar puntos en finales si no votan por la Planilla 1 (de Gálvez) en elecciones de jurados de oposición.
• Henry Manuel Arriaga Contreras. Miembro de la comisión que aprobó una controvertida licitación para construcciones que nunca se concretaron. Uno de los principales gestores de presiones dentro del claustro docente para evitar inconvenientes rebeldías.

Haber ocupado la rectoría de la Universidad de San Carlos (USAC) no es lo único que tienen en común Murphy Paiz y Estuardo Gálvez. Los dos estaban en la mira de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Distintas irregularidades en contratos de construcción son la médula de las investigaciones contra ambos. Ahora, con el fin del mandato de este organismo, los expedientes están en manos del Ministerio Público (MP).

Tanto Zaffaroni como De Luca debieron informarse antes de aceptar su participación en foros digitados por individuos como los citados. Es por aquello de “dime con quién andas…”.

La sombra negra de Zaffaroni
Sin embargo, en el caso del muy progresista Zaffaroni, hay oscuras sombras sobre su figura. Además de asumirse como miembro de los sectores más progresistas del foro de abogados argentinos, es también, contradictoriamente, un personaje que arrastra tras de sí, un injustificable machismo, que no pudo ocultar tras algunos fallos muy criticados cuando estaba en la CSJ de su país.

El ahora ex juez de la Corte Suprema Raúl Eugenio Zaffaroni, fue el único juez que, en el año 2013, falló a favor de los abusadores de “Paula”, una mujer que durante 13 años, persiguió a un empresario que la violó cuando era menor de edad.

Cuando “Paula” era sólo una nena, sus padres permitían que abusaran de ella a cambio de dinero. A los 14, la entregaron para que otros la prostituyeran en departamentos de la Capital, hasta que se animó a contar su situación en el colegio.

Los padres fueron presos, pero los tres hombres lograron esperar en libertad la confirmación de las condenas en 2013 con un fallo de la Corte.

En ese fallo, el único voto en disidencia fue el de Zaffaroni, pero los proxenetas y los demás acusados no se presentaron.

Por otra parte, en el “Caso Tiraboschi» Zaffaroni tuvo también una postura controvertida: afirmó que el sexo oral que el portero de un edificio obligó a realizar a una niña de 7 años no constituía violación, porque no era una forma de acceder carnalmente a la víctima.

En este caso, el juez aseguró además que “si hay oscuridad no hay abuso sexual” y determinó como un atenuante el hecho de que el portero hubiera forzado a la niña con la luz apagada.

Cabe señalar que Zaffaroni fue denunciado en 2011 por ser el dueño de seis departamentos en los que funcionaban prostíbulos.

El ex juez dio una respuesta que ahora, al aceptar la invitación de los guatemaltecos, se entiende como una forma de actuar. Declaró que él simplemente alquilaba los departamentos y no sabía qué hacían los inquilinos en ellos.

Publicidad
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Related News
Publicidad