spot_imgspot_img
InicioNoticiasEN RESTAURANTE DE SANTIAGO IXCUINTLA, NAYARIT SE DESPLOMA ABANICO Y LESIONA A...

EN RESTAURANTE DE SANTIAGO IXCUINTLA, NAYARIT SE DESPLOMA ABANICO Y LESIONA A COMENSAL

Publicidadspot_img


Norma Flores

Un terrible accidente se suscitó la tarde del pasado martes 9 de junio en el restaurante Mariscos Nato’s, en el municipio de Santiago Ixcuintla, un hecho que dejará marcada de por vida la existencia de mi querida tía Clara Orizaga, quien ese día tras haberse aperturado este tipo de establecimientos, accedió a acompañar al resto de la familia a comer al famoso lugar ubicado por la calle Primera Corregidora, frente a las instalaciones de la CFE, sin imaginar lo que estaría por suceder.

Al paso de los minutos comenzaron a degustar los platillos que solicitaron, cuando de repente sin saber exactamente qué pasaba se vio bañada en sangre, al igual que la persona que se encontraba a su lado; un disparo, una bala perdida fue lo que creyeron ocurría, solo el dolor y la hemorragia era latente, hasta que observaron a un lado de su mesa que un ventilador se había desplomado del techo y era la causa de la desgracia.

La situación se tornó sumamente preocupante porque la sangre no se detenía, al contrario se hacía más abundante, dos mujeres fueron las lesionadas, una con el golpe que recibió en la cabeza al caer el motor del abanico, propiciándole una abertura que tuvo que ser suturada y quien se llevó la peor parte la tía Clara, las aspas del ventilador le cortaron el parpado del ojo izquierdo y la parte superior de la nariz.

Inmediatamente fueron trasladadas en vehículos propios a la clínica del IMSS, al no haber médico oftalmólogo, fue necesario su traslado a Tepic para la valoración del especialista, a casi 8 días de lo sucedido debido a las lesiones sufridas, sigue hospitalizada y el pronóstico es reservado, posible pérdida del ojo izquierdo, no tiene visión, fractura en órbita, fractura en nariz, cara completa con hematoma, el dolor, la sangre perdida, la vida incluso en riesgo, todo aparentemente por la falta de mantenimiento del ventilador de metal que quedó mal puesto.

Daños inconmensurables que de un rato a otro cambiaron la vida de Clara Orizaga y aunque el propietario de Mariscos Nato’s, Bartolo Irene, se mostró preocupado por lo ocurrido, deberá responsabilizarse del terrible accidente y los daños que se suscitaron en su restaurante, incluso se sabe que no es la primera vez que pasa una desgracia como esta.

Publicidad
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Related News
Publicidad