Opinión

EN CHIHUAHUA, DA PENA VIVIR CON MORENA


Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Los chairos andan muy sensibles. Que tiempos aquellos cuando la chairiza era brava y lanzaban insultos a Peña Nieto. Le llamaron ignorante y asesino; a Calderón borracho y asesino; a Fox ignorante y represor.

En el 2018 se consumo la máxima tragedia nacional: el máximo agitador político del siglo XXI se convertía en presidente de México. Sí, aquel que mandó al diablo las instituciones en sus discursos de campaña, llegó al poder para desmantelar las instituciones que dan solidez al país.

Morena nació de un solo hombre y con el único objetivo de hacer realidad los caprichos de su fundador. No hay más. No hay proyecto de nación, pero hay proyecto de venganza; no hay cabida para el progreso, pero sí para el retroceso.

Para Morena el estado de derecho es un pretexto; las ensordecedoras voces de las mujeres no llegan ni a murmullo en las paredes de Palacio Nacional y cualquier crítico es insultado en la conferencia de prensa diaria matutina que, en vez de ser un espacio informativo, se ha convertido en el púlpito de la propaganda, al mero estilo soviético.

Y desde ahí repite todo lo que dijo en sus campañas: el enemigo es el PRIAN, son la mafia del poder. Y la chairiza lo repite en un eterno loop en redes sociales, en eventos familiares, en bares… en todas partes, como parte de una labor casi evangelizadora: si algo malo pasa, es culpa del PRIAN; el PRIAN robó más, y otros tantos clichés chairos.

Pero… ¿sabía usted que Morena se ha convertido en el mismísimo PRIAN?

Sólo con voltear a su lista de candidatos en Chihuahua, lo comprueba.

Un expresidente estatal y municipal del PRI, además de ex alcalde y ex diputado local por el mismo partido y candidato a alcalde suplente perdedor, sin dejar fuera su cuestionada trayectoria como funcionario estatal y municipal (de la cual hay muchos rumores), sin mencionar sus deudas con la justicia y la sociedad chihuahuense.

Un ex alcalde y ex diputado local panista (hasta hace unos meses corralista), así como un ex líder estatal del PAN, defenestrado y humillado hace meses y hoy rescatado para ser candidato a alcalde en Ciudad Juárez; además de una regidora electa y reelecta bajo las siglas panistas, quien se rumora será candidata por la capital.

De los candidatos a diputados locales y federales, el mismo regidor Rubén Castañeda viene de las filas tricolores, al igual que Fernando Tiscareño (quien hizo carrera como lacayo de su padrino, hoy candidato a la alcaldía).

En Cuauhtémoc, el alcalde suplente se fue al PRIAN pero el PRI les mandó a Lupita Pérez y sí le rascamos en Guachochi y otros municipios se comprueba que Morena pierde la poca identidad y cada vez más se parece más al PRIAN que el mismo PRIAN.

Así queda claro que da pena vivir con Morena.

ULTIMALETRA
Mis condolencias para mi querida Gisela Rubach por la pérdida de su madre. Mis oraciones con usted, querida Jefaza.
luisruben@plandevuelo.mx

Comentar

Click here to post a comment