Opinión

DE LA FIESTA AL OLVIDO

Javier Rodríguez Castro

Han pasado 10 años desde que la Arena Cora, ahora Nicolás Álvarez Ortega, abrió sus puertas. El juego inaugural fue el 25 de junio del 2011, entre Chivas y Toluca. El inmueble lució pletórico, en el triunfo de los Diablos 1-0 con un gol de Raúl Nava.

La majestuosa apertura tuvo grandes invitados, como el silbante Marco Antonio Rodríguez que inició su carrera profesional en Nayarit. Además de Melquiades Sánchez (QEPD) voz oficial del estadio Azteca, que ese 25 de junio del 2011 le dio vida por primera vez al estadio Arena Cora.

La afición ese día acudió gustosa a disfrutar un duelo con equipos de primera división y con el más popular del país, como lo son las Chivas rayadas del Guadalajara que no pudieron obtener el triunfo.

A los meses de su inauguración, el recinto recibió a los Coras en la segunda división profesional. Plantel que en su debut, bajo una tormenta logró obtener el triunfo frente a los Loros de Colima.

Apenas con un año y medio de vida, para diciembre del 2012 la Arena Cora tuvo su primera final. Los Coras se enfrentaron en la lucha por el título del apertura 2012 a los Murciélagos de Guamúchil

De nueva cuenta era una fiesta en el estadio, ahora por ver al equipo campeón. El conjunto dirigido por Marcelino Bernal tomó ventaja en el juego y en la recta final del encuentro lo que era alegría terminó en tristeza, con una derrota que aún duele en la afición nayarita que presenció el 2-1 a favor de los Murciélagos.

Después del doloroso revés del 2012 vinieron mejores momentos para el coloso de Camichin. En 2014 tuvo a los Coras pero en Liga de Ascenso. Lo que dio oportunidad de ver a las Chivas en la Copa MX. Donde los Coras le ganaron 3-1 en una de las victorias más recordadas del balompié nayarita.

En diciembre del 2014, de nuevo una final se presentó en la Arena Cora y otra vez la algarabía fue enorme por querer alzar el título, en esta ocasión contra Necaxa.

Una vez más la decepción llegó al perder la final, ahora en tanda de penales. La derrota dolió en la afición que se alejó del equipo, dejando sólo el estadio.

Fue para el 1 del 2017 cuando la Arena Cora vivió su mejor noche. Por primera vez en la historia de Nayarit, América visitó el estado y lo hizo en un juego oficial de la Copa MX.

La noche fue mágica. Los Coras se impusieron 3-2 al equipo con más campeonatos del futbol mexicano. El público presente en ese juego recuerda el momento como uno de los mejores del balompié nayarita.

Después de esa noche, todo ha sido lamento y olvido para la Arena Cora que en noviembre del 2017 cambió de nombre a Nicolás Álvarez Ortega, añorando el demolido estadio de la capital nayarita.

Desde entonces diferentes equipos han jugado en el NAO en distintas divisiones y la historia ha sido la misma. No hay logros, todo han sido derrotas para los equipos nayaritas que a nivel profesional han jugado en el coloso de Camichin.

A 10 años de su inauguración, el estadio se encuentra en el olvido. Ningún equipo quiere jugar ahí. La afición argumenta que esta demasiado lejos. Y el estadio que hace 10 años vivió un momento de fiesta por su inauguración, hoy es un estadio en el abandono.