Opinión

¿CUÁL CORCHOLATA CONVIENE A NAYARIT?


Rafael G. Vargas Pasaye

La carrera por la candidatura presidencial del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en 2024 pasa por el proceso interno en Nayarit en meses próximos donde se renovará su dirigencia estatal; la actual delegada en funciones de presidenta Zaira Iturbe también participará en el proceso, bajo la lógica de que quien se lleve el triunfo llevará mano en la repartición de candidaturas en el proceso intermedio nayarita que es concurrente con el federal.

Por eso la pregunta es válida. ¿A quién apoyarán los que tienen aspiraciones locales?, porque es obvio que quien se suba desde el inicio en el barco de la aventura presidencial tendrá mejor margen de maniobra, o eso desearía. Y obviamente quienes haya apoyado a las corcholatas que no obtengan la preciada candidatura tendrán que alinearse rápidamente con tal de encontrar acomodo.

Ya hay diferentes figuras de Morena a lo largo y ancho del país haciendo reuniones, promoviendo conferencias, generando estructura para quien piensa será el elegido o la elegida. Si bien son cuatro las opciones no es lo mismo el futuro nayarita si pasa por las manos de Sheinbaum, que de Monreal, que de Ebrard o que de López.

Por eso el proceso de renovación de dirigencia estatal en Nayarit cobra especial relevancia, que una senadora de Guanajuato esté ya haciendo trabajo a favor de la Jefa de Gobierno no pasa inadvertido, que algún alcalde o alcaldesa vaya al estado vecino a saludar a uno de los cuatro mencionados tampoco es de extrañar, los fines de semana y en ocasiones otros más se dedican a lo electoral, para lo gubernamental está el horario laboral pareciera.

El mismo gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero al ser inquirido en su conferencia de prensa del lunes 13 de junio pasado, un día después del evento masivo de Morena en el Estado de México, a pregunta expresa de ¿qué características debe tener el candidato o candidata presidencial de Morena en el 2024?, respondió que “debe de cumplir un propósito de sociedad de su pluralidad, en su diversidad y que afronte un diagnóstico en base a la realidad social y nacional. Pero por otro lado, que fortalezca lo que yo creo que es de urgencia extrema, las instituciones de la República como salvaguarda al derecho social para la gobernabilidad del país, eso es indispensable, tenemos que hacer a un lado aspectos de ventas de imagen de personas para pasar a la esencia misma de gente que garantice un proyecto de beneficio democrático para todos los mexicanos”.

Y abundó: “llegó el momento de votar por el proyecto no por la persona, por un proyecto que garantice el derecho social a usted y a sus hijos, yo quiero entregar en vida política y orgánica el derecho social. El derecho social no el derecho de esos líderes que se hicieron de 100 o de 200 [permisos de transporte] y nunca les hicieron justicia a ellos, yo quiero fortalecer las instancias públicas como salvaguardar el derecho social”. Cabe señalar que a los dos días se reunió con el titular de Gobernación Adán Augusto López.

Por eso es bueno preguntarnos desde ya, qué corcholata le conviene al estado. ¿A quién le conviene más a Nayarit: Claudia, Marcelo, Ricardo o Adán? ¿A quién apoyará la dirigencia estatal que será electa en algunas semanas?, es momento de definiciones, pese a que apenas empezará el desfile de informes de todos los niveles en lo local, que también servirán para enviar esos mensajes, ya claros o ya subliminales para favorecer sus causas, sus intereses, sus sueños.

Todo ello sabiendo que el gran elector de ese movimiento político vive en Palacio Nacional, y que sus decisiones en ocasiones no son las más ortodoxas, y llegan a ser sorpresivas pese a que se nos diga que en política no hay sorpresas sino sorprendidos.

@rvargaspasaye
www.consentidocomun.mx