spot_imgspot_img
InicioNacionalCONTRA LA CORRUPCIÓN EN SECUNDARIAS

CONTRA LA CORRUPCIÓN EN SECUNDARIAS

Publicidadspot_img

Horacio Erik Avilés Martínez

Es importante tomar, a manera de antecedentes, respecto a la ola de irregularidades, denuncias y acciones correctivas que se han suscitado en diversos planteles de educación secundaria en Morelia que, derivado de las modificaciones normativas realizadas a escala constitucional y de legislación reglamentaria durante el presente año, se ha puesto más atención a la vida interna de las escuelas.

Paralelamente, el proceso de federalización de la nómina magisterial estatal también ha abonado a que se visibilice la problemática acontecida al interior de los planteles escolares locales.

Especialmente, entre los actores clave de diversos planteles que se encuentran en la capital del estado se ha suscitado una efervescencia por denunciar presuntos ilícitos, abusos y actos de corrupción, lo cual debe ser resuelto conforme a derecho y servir de precedente para favorecer el derecho a aprender de los estudiantes, así como para respetar y hacer respetar los derechos profesionales de los trabajadores de los planteles.

Al respecto, también han contribuido los pronunciamientos hacia el estado de derecho en el sistema educativo por parte de las autoridades estatales, lo cual ha sido acompañado de varias acciones correctivas y sancionatorias, lo cual ha despertado expectativas de quienes día a día cuentan con evidencias de que la normatividad se transgrede, en beneficio de algunos y para pisotear los derechos de muchos.

Producto de lo anterior, se han dado una gran cantidad de quejas, de parte de padres de familia, estudiantes, maestros, trabajadores de asistencia y apoyo a la educación e incluso los directivos han presentado recursos de inconformidad ante las instancias que los han escuchado y que tienen competencia al respecto. Por tal motivo, la casuística ha inundado los medios de comunicación, dado que la lucha contra la corrupción es un tema que se encuentra plenamente instalado en la agenda pública.

Uno de los aspectos clave para comprender los posibles actos de corrupción son las finanzas escolares,

ya que seguirle la pista al dinero es una ruta efectiva para encontrar vicios ocultos en la operatividad de las escuelas. Derivado de ello, se ha encontrado que el cobro de cuotas disfrazadas de voluntarias, con padres de familia a modo tomando tales decisiones, con conflictos de intereses, porque los propios paterfamilias o prestanombres suyos son contratados como ejecutores de los proyectos de construcción y mantenimiento de infraestructura física educativa, en flagrante conflicto de intereses; así como en la compra de equipamiento y consumibles para el plantel; lo cual se aúna a la administración de la cooperativa y concesiones de negocios al interior del plantel, de la venta de reglamentos, manuales, libros y cuadernos de trabajo, a la par que cuotas establecidas para los padres de familia que no tienen posibilidades de realizar faenas de trabajo escolar; el manejo de celebraciones, fiestas, graduaciones, tardeadas, viajes de práctica escolares, la venta de uniformes, útiles, calzado y souvenirs de las escuelas son, entre muchas otras, nichos de lucro y corrupción para unos cuantos.

Se sabe que la SEE ha emprendido investigaciones al respecto y que en ocasiones ha removido a los directivos y personal involucrado en presuntos actos de corrupción, lo cual se reconoce, pero aún falta mucho por hacer para lograr controlar el mencionado flagelo en los planteles escolares.

Es favorable que en caso de que haya posibles actos de corrupción, se sancione con todo el peso de la ley a quienes se encuentren involucrados y se dé parte a todas las instancias que tengan atribuciones sancionatorias al respecto.

Pero la problemática no termina ahi, derivado de esta serie de denuncias, salen a la luz muchos más delitos e irregularidades. El iceberg debe revisarse por completo, ya que hay temas delincuenciales, como el narcomenudeo, el acoso escolar, los delitos de carácter sexual, amenazas, daños al honor y delitos cibernéticos que suelen darse de manera velada o explícita en planteles escolares con debilidades institucionales, por lo que debe cerrarse la puerta a estas posibilidades, porque justamente son las que tienen a la SEE en segundo lugar estatal en denuncias ante la CEDH.

Los actos de la autoridad que se han dado durante el presente trienio son de reconocerse, porque son pasos que se han dado en pro de la legalidad y que no se habian concatenado en gobiernos anteriores, a pesar de las denuncias, exigencias y clamores de la población y de los afectados.

La importancia y trascendencia de sanear la vida interna de las secundarias es enorme, recordemos que la educación media básica es justamente en dónde se encuentra el punto de inflexión negativa respecto al esfuerzo que se realiza de manera colectiva en educación primaria, el cual se dilapida a través de indicadores desalentadores en materia de abandono escolar, de reprobación y de incompletud de las trayectorias educativas.

Precisamente, Michoacán se encuentra aún sumido estadísticamente en rezago educativo al apenas tener en promedio 8 años de escolaridad, es decir, segundo de secundaria. Hay que redoblar esfuerzos, se han logrado avances, pero hay que ceñir más al estado de derecho a los planteles educativos para evitar que estos focos rojos sigan lacerando el derecho a aprender, el bolsillo y los sueños y aspiraciones de los estudiantes y sus padres de familia.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles

Publicidad
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Related News
Publicidad