Opinión

CANELO

Rafael G. Vargas Pasaye

Como más de alguno o alguna recuerde, Saúl “Canelo” Álvarez tiene sus inicios pugilísticos en Tepic, Nayarit, con el apoyo del entonces alcalde Roberto Sandoval Castañeda. La relación entre ambos se incrementó con el paso del tiempo, incluso previo a su candidatura a gobernador en una pelea el jalisciense utilizó en el calzoncillo el emblemático sombrero que distinguía al robertismo. Ya como gobernador, a Sandoval se le vio en Las Vegas, Estados Unidos, acompañando al pugilista, eran otros tiempos.

En el caso del deportista ha labrado su exitosa carrera pese a no contar con el convencimiento de algunos, varios de ellos, me atrevo a asegurar, se alegraron por su derrota reciente. Sí, la fábula del cangrejo en la vida real. Pero nadie puede arrebatarle a Saúl el trabajo realizado hasta la fecha, su preparación en cada pelea, su pasión por un deporte con tanta estrella mexicana pero que hace mucho no genera una que unifique al respetable, y por su puesto y no es poca cosa, con su humanismo y don de gente dispuesto a ayudar cuando se le pide.

Siempre resulta divertido escuchar o leer a aquellos que dicen pelea tras pelea ganada por el “Canelo” que le ponen a pugilistas sin preparación, “bultos”, “costales de papas”, entre otros calificativos, y con eso creen que saben de un deporte que requiere preparación física y mental de altos vuelos, y que todo el equipo que está alrededor de Álvarez quizá lo hace ver fácil y por eso se gana esos comentarios.

Mismos que por supuesto no le interesan ni mucho menos le preocupan. Tras sus 57 victorias (39 por KO’s), dos empates y tan sólo dos derrotas, “Canelo” tiene asegurado un lugar en la historia del pugilismo mexicano, con campeonatos en distintas categorías: 2009 campeón mundial juvenil welter WBC contra Marat Khuzeev, 2011 campeón mundial super welter contra Matthew Hatton, 2015 campeón mundial medio WBC Miguel Cotto, 2016 campeón mundial super welter WBO contra Liam Smith, 2018 campeón mundial medio WBC, WBA y IBF contra Gennady Golovkin, 2018 campeón mundial super medio WBA contra Rocky Fielding, y 2019 campeón mundial semi completo WBO contra Sergev Kovalev. Saúl es el primer mexicano en ganar los 4 cinturones, lo que lo hizo campeón absoluto.

En total Saúl “Canelo” Álvarez ha sido campeón mundial en 4 categorías, al igual que lo fueron Erik Morales y Juan Manuel Márquez, sólo Jorge “Travieso” Arce lo ha sido en cinco categorías diferentes, mientras que el gran Julio César Chávez lo fue en tres.

A veces no reconocemos que estamos viviendo un momento interesante en el deporte mexicano, y que quizá por hacerlo ver tan normal no lo valoramos, pero no es normal un Saúl Álvarez, como tampoco un “Checo” Pérez, Víctor González, Juan Toscano, Daniel Corral, Tonatiuh López, Diego del Real, Donovan Carrillo, o una Paola Longoria, Alegna González, Sofía Rodríguez, Yareli Salazar, Paola Morán.

Cada pelea del “Canelo” recuerdo cuando lo conocí en un comedor comunitario que estaba en Paseo de la Loma, y que administraba el DIF municipal de Tepic encabezado por la señora Ana Lilia López. Claro que tengo mi foto con él, y por supuesto que como este fin de semana, en la siguiente pelea también lo apoyaré, porque me alegra cuando un mexicano triunfa en cualquier disciplina, en cualquier área, en cualquier deporte, pone en alto el nombre de México, y nos llena de orgullo y felicidad.

@rvargaspasaye

www.consentidocomun.mx