Opinión

¿CADA CUÁNDO HAY QUE DAR CONFERENCIA DE PRENSA?

Luis Rubén Maldonado Alvídrez

En la pasada entrega exploraba la expectativa de los ciudadanos sobre las y los gobernantes desde que estaban en la etapa de la candidatura. Una vez en el gobierno, y con los conocidos cambios en la comunicación, hay una expectativa común de las y los gobernados de sus gobernantes: constancia en la comunicación con ellos.

Hay una pregunta básica que se hacen quienes llegan a una posición de poder, ¿cada cuánto hay que dar conferencias de prensa? ¿Con qué periodicidad hay que dirigirse a la gente a través de las diferentes plataformas de redes sociales?

La respuesta tiene que ver con la estrategia. ¿Cuál es la estrategia? O quizás un cuestionamiento previo sería, ¿hay estrategia de comunicación?

Desde que, a inicios de la década pasada, el entonces jefe de gobierno de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, innovó con su conferencia de prensa matutina y dominaba la agenda nacional (en clara disputa con el entonces presidente Vicente Fox), muchos políticos a niveles más locales comenzaron a hacer lo mismo y con el paso del tiempo, hoy vemos que la estrategia del hoy presidente de México ha variado muy poco en más de dos décadas. Se le podrán criticar muchas cosas a AMLO, pero sin duda alguna, su consistencia en su estrategia de comunicación no es una de ellas.

Desde el año 2000, muchos políticos han instaurado sus propios ejercicios de conferencias de prensa semanales, diarias o con menor periodicidad. Pero todos son esfuerzos que buscan incidir o dominar la agenda pública, especialmente hoy, cuando el bien más preciado es la atención de millones de ojos que se posan sobre las redes sociales y los medios de comunicación.

Las ruedas de prensa con cierta periodicidad ayudan a los medios de comunicación para tener un espacio cercano con autoridad cercana, como son las y los alcaldes, en primera instancia y quienes batallan menos para ganar la atención de los medios de comunicación, porque la naturaleza de su encargo está estrechamente vinculada a temas de la cotidianidad de la gente: limpieza, seguridad, alumbrado, desarrollo urbano y un largo etcétera.

Entonces una primera respuesta sería: para quien ejerce como alcalde o alcaldesa, las ruedas de prensa periódicas son necesarias. Siempre y cuando se tenga una estrategia clara, en la que las ruedas de prensa sean una herramienta para cumplir con los objetivos de la estrategia y se tenga algo relevante qué decir.

Si no se tiene algo importante que decir por parte del alcalde o alcaldesa, entonces no debe salir a dar información por cumplir con el requisito de ofrecer una comparecencia a los medios de comunicación. Pero, siempre habrá funcionarios que tengan información relevante para ofrecerla en lugar de su jefe o jefa.

ULTIMALETRA

Las conferencias de prensa siempre son una oportunidad para posicionar un mensaje sobre alguna acción o política. Nunca se deben desperdiciar.

lrmaldonado@uach.mx

Consultor en comunicación política y coordinador de comunicación de la UACH.