spot_imgspot_img
InicioNacionalCada año en México 850 mujeres mueren al dar a luz por...

Cada año en México 850 mujeres mueren al dar a luz por mala atención obstetra

Publicidadspot_img



Redacción Sentido Común


En cinco años fallecieron más de cinco mil embarazadas, por lo que es necesario implementar programas de comunicación para que puedan exigir una atención oportuna y el acceso a las terapias adecuadas, dijeron doctoras especialistas


En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Mujer, la reflexión es que “Ninguna Mujer Debería Morir al dar Vida”, indicaron doctoras especialistas del sector salud, quienes dijeron que pese al avance médico y tecnológico en México aún se enfrenten problemas tan serios como la muerte materna por mala atención o la falta de tratamientos adecuados.

Indicaron que entre 2016 y 2021, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), murieron en nuestro país 5,099 mujeres por causas relacionadas con la mala atención obstétrica, es decir, cerca de 850 al año, aproximadamente dos al día.

Las doctoras Irma Viridiana Cruz, médico materno fetal y Brenda Dzul García, coordinadora del área de medicina materno fetal de la clínica de atención integral para la mujer “Romero Rubio” de la Secretaría de Salud, indicaron que estas cifras muestran que la mortalidad materna sigue siendo un grave problema en México, pero también representa uno de los peores escenarios a nivel social, pues la ausencia de una madre condiciona la ruptura del núcleo familiar”, comentaron.


Las especialistas, en conferencia de prensa, expusieron las dos condiciones más frecuentes que provocan la muerte de la madre y/o el bebé, y de las graves consecuencias que pueden aparecer si no son atendidas a tiempo y si las mujeres no tienen acceso a los tratamientos adecuados.

El sangrado abundante y la preeclampsia, son los dos padecimientos más recurrentes en el tema de la muerte materna, durante o después del parto y que significan una emergencia médica grave que puede poner en peligro la vida de la madre y del bebé.

Manifestaron que esto ocurre por varios factores: uno de ellos es que la infraestructura y unidades médicas deben de seguir reforzándose, innovando y actualizando con nuevas prácticas en la atención de emergencias obstétricas y el uso de medicamentos que ya están en el cuadro básico.
Dijeron que si una mujer experimenta signos de alarma, cada minuto cuenta. Por ello, es fundamental que la paciente reciba atención inmediata y adecuada, con el fin de prevenir desenlaces fatales y así salvar su vida”.

Publicidad
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Related News
Publicidad